¿Cómo fue Nefi, hijo de Nefi, similar a Juan el Bautista?

Septiembre 1, 2017
Las aguas de Mormón,  por Jorge Cocco
KnoWhy #196
Las aguas de Mormón, por Jorge Cocco
"Nefi clamó a los del pueblo... y les predicó el arrepentimiento y la remisión de pecados. Ahora bien, quisiera que recordaseis también, que no hubo ni uno de los que llegaron a arrepentirse que no fuese bautizado en el agua".
3 Nefi 7:23-24

El conocimiento

En los años antes de la venida de Cristo a los pueblos del Libro de Mormón, Nefi hijo de Nefi y nieto de Helamán, desempeñó un papel similar a Juan el Bautista. El lenguaje utilizado para describir su manera de predicar y bautizar es una reminiscencia de la misión de Juan el Bautista en el Nuevo Testamento.

Los milagros que desarrolló, especialmente aquellos registrados en 3 Nefi 7, son similares a aquellos que el mismo Jesús realizaría durante su ministerio. Este Nefi, quien era el hijo de Nefi, el sumo sacerdote en Zarahemla, se le puede considerar como un precursor de la venida de Cristo en el nuevo mundo, al igual que Juan el Bautista, el hijo del sacerdote Zacarías en el templo de Jerusalén, fue un precursor en el viejo mundo. Nefi hacía mucho énfasis sobre el bautismo. Poco después de la señal del nacimiento de Cristo, Nefi "salió entre el pueblo, y también muchos otros, bautizando para arrepentimiento, con lo cual hubo una gran remisión de pecados" y confesión de faltas (3 Nefi 1:23, 25).

En 3 Nefi 7:23, el registro de nuevo enfatiza que Nefi "les predicó el arrepentimiento y la remisión de pecados". Este tipo de frase es muy similar a lo que se dice de Juan en Marcos 1:4 (cf. Lucas 3:3): "Bautizaba Juan en el desierto y predicaba el bautismo de arrepentimiento para remisión de pecados".

Nefi (y aquellos a quienes ordenó) bautizaron a todos aquellos que habían sido traídos al arrepentimiento y recibieron la remisión de sus pecados (3 Nefi 7:24-25). Asimismo, Juan bautizó a todos aquellos que vinieron a él "confesando sus pecados" (Marcos 1:5).

Poco antes de que comenzara el ministerio de Jesús en el viejo mundo, Nefi fue "visitado [por] ángeles" y también escuchó "la voz del Señor" (3 Nefi 7:15). De acuerdo con el evangelio de Lucas, ángeles estaban presentes en los eventos que rodearon el nacimiento de Juan y él, también fue privilegiado al escuchar la voz de Dios.1

La historia en el evangelio de Marcos de Juan bautizando a Jesús nos lleva a la narrativa donde Jesús empieza a predicar y efectuar milagros. El texto declara que hizo esas cosas "con autoridad" (Marcos 1:22, 27). Él predicó el evangelio (Marcos 1:15), sacó espíritus inmundos (vv. 23-26) y curó a enfermos (vv. 30-34).  En 3 Nefi 7, Nefi desarrolló muchos de los mismos actos proféticos preparando el camino del Mesías, incluso sacó fuera "demonios y espíritus inmundos" y levantó a su hermano de entre los muertos (v. 19). El registro relata que "Nefi ministró con poder y gran autoridad" (v. 17).

El porqué

Los lectores podrían preguntarse por qué hay tantas similitudes entre el ministerio de Nefi, hijo de Nefi, en el nuevo mundo y el ministerio de Juan el Bautista y Jesucristo en el Nuevo Testamento. Aunque la mayoría de las personas probablemente saben que Jesús llamó a doce discípulos nefitas tal como lo hizo en el viejo mundo, es posible que los lectores no hayan considerado que Cristo podría haber escogido a un precursor, como Juan el Bautista, para que también preparara el camino de su venida en el nuevo mundo.

Juan había sido preordenado y enviado por Dios como "mensajero delante de [la faz de Cristo], que preparará tu camino delante de ti".2 Él había sido precursor como la "[v]oz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; enderezad sus sendas".3 Juan estaba sirviendo como un tipo de Elías, un precursor que prepara el camino para la venida de Cristo y la predicación de su evangelio.4 De la misma manera, Nefi sirvió como "un Elías", o precursor, para preparar a las personas del Libro de Mormón para la visita de Cristo a sus tierras. 

Además, el texto de 3 Nefi 7:15 y 18 declara que Nefi había sido visitado por ángeles y se le dio "poder para saber concerniente al ministerio de Cristo", convirtiéndole en un "testigo ocular" de las cosas que Jesús haría y diría durante su ministerio en el viejo mundo. Debido a que Nefi tenía "fe en el Señor Jesucristo" (v. 18), tuvo el poder (v. 17) de hacer milagros similares a los que había visto a Jesús hacer. De esta manera estaba sirviendo, como Juan el Bautista, para "preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto" (Lucas 1:17).

De manera similar, hay aquellos en esta dispensación que han trabajado para servir con un propósito similar, para preparar el camino para la segunda venida de Cristo. José Smith, por ejemplo, fue llamado por el Señor para restaurar su Iglesia y proclamar sus mandamientos a su pueblo (DyC 1:17-18), y así "preparará la vía por la cual puedan venir a [Cristo], a fin de que invoquen al Padre en [el] nombre [de Cristo]" (3 Nefi 21:27). 

Como Alma declaró al pueblo justo de Gedeón, aquellas personas que se preparan para la segunda venida de Cristo también pueden caminar "por las sendas de la rectitud... en el camino que conduce al reino de Dios" (Alma 7:19).5

Otras lecturas

Robert J. Matthews, A Burning Light: The Life and Ministry of John the Baptist (Orem, Utah: Granite, 2000).

John W. Welch, "Seeing Third Nephi as the Holy of Holies of the Book of Mormon," Journal of the Book of Mormon and Other Restoration Scripture 19, no. 1 (2010): 36–55.