¿Por qué desaparecieron los amlicitas?

Mayo 15, 2017
 La batalla con Zeniff, por James Fullmer
KnoWhy #109
La batalla con Zeniff, por James Fullmer
"Ahora bien, la gente de Amlici se distinguía con el nombre de Amlici, llamándose amlicitas"
Alma 2:11

El conocimiento

Solamente cinco años después del gobierno de los jueces, la presión para restablecer un rey ya estaba aumentando. Un “cierto hombre llamado Amlici”, surgió y "había atraído a muchos” que “comenzaron a esforzarse por establecer a Amlici como rey del pueblo” (Alma 2:1-2). Cuando "la voz del pueblo" no pudo otorgar la realeza a Amlici,1 sus seguidores lo ungieron rey de todas maneras, y se separaron de los nefitas, convirtiéndose en amlicitas (Alma 2:7–11). 

La rebelión de los amlicitas condujo a un conflicto armado con los nefitas (Alma 2:10-20), y luego una alianza con los lamanitas, seguido por otro derramamiento de sangre, en el que Amlici fue asesinado en combate cuerpo a cuerpo con Alma (Alma 2:21-38). Desde allí, los amlicitas parecen desaparecer completamente de la narrativa del Libro de Mormón.2

Sin embargo, durante el relato del viaje misionero de Aarón entre los lamanitas, él enseña a un grupo de personas llamadas "amalekitas", que se mencionan sin ninguna introducción o explicación sobre sus orígenes (Alma 21:2-4, 16).3 Más tarde son incluidos en una lista de disidentes nefitas (Alma 43:13), pero esto es todo lo que se dice de sus orígenes. 

La desaparición completa de los amlicitas, combinada con la misteriosa mención de nombre similar de los amalekitas, ha llevado a algunos eruditos a concluir que los dos grupos son uno y el mismo.4 Como observó Christopher Conkling, "Se presenta un grupo como si tuviera una importancia continua. El otro se menciona primero como si su identidad ya se hubiera establecido".5

Royal Skousen ha encontrado evidencia de los manuscritos originales e impresos que fortalecen esta sugerencia.6 En el manuscrito impreso (el capítulo de Alma 2 no sobrevivió en el manuscrito original), las primeras referencias de amlicitas se deletrean como amalekitas, indicando que tanto Amlici y amlicitas fueron pronunciados originalmente con una c  fuerte, en lugar de una k suave la que los Santos de los Últimos Días han llegado usar. 

Además, en el manuscrito original, las primeras referencias que sobreviven de los amalekitas (las primeras ocho referencias no sobrevivieron) es deletreado amelicita(s) , que "difiere de Amlicita(s) sólo por la e intrusiva".7 Skousen sentía que esa similitud en la ortografía original soportaba fuertemente la conclusión "que estos amalekitas no eran de otra manera un grupo inidentificable de disidentes religiosos, pero que eran en realidad el propio grupo de Amlici, los amlicitas".8

Semejanzas entre los comportamientos e ideologías de los amlicitas y amalekitas también sugieren que podrían ser las mismas personas. Por ejemplo, ambos tienen conexión a Nehor y que ellos "persiguen el mismo tipo de metas al mismo tiempo y causaron los mismos problemas" sugiriendo que podrían ser el mismo pueblo".9

El porqué

Si los amalekitas y los amlicitas son de hecho el mismo grupo, entonces los dos misterios del Libro de Mormón están resueltos: (1) ¿qué pasó con los amlicitas? y (2) ¿quiénes son los amalekitas? Pareciera que, en lugar de desaparecer completamente después de la muerte de su líder (Alma 2:31), los amlicitas continuaron como un distinto subgrupo entre los lamanitas. Cooperando con los lamanitas y los amulonitas, que habían construido una ciudad (Alma 21:2). Ellos también "habían edificado sinagogas según la orden de los nehores" (Alma 21:4), continuando así la misma ideología que Amlici, quien es presentado como "siendo de la orden" de Nehor (Alma 2:1).

Mientras estas personas profesaban creer en Dios, rechazaban a Cristo. Ellos llegaron a creer en la doctrina corrupta que, sin ninguna clase de expiación, "Dios salvará a todos los hombres" (Alma 21:6-8). Ellos participarían en las principales guerras entre los nefitas y lamanitas, muchos sirviendo como comandantes militares debido a su odio apasionado hacia los nefitas (Alma 43:6-7, 20). 

Ver a los amlicitas/amalekitas como un solo grupo de nefitas apóstatas da un mejor sentido de la estructura del libro de Alma. "Lo que una vez fue visto como dos capítulos introductorios (Alma 2-3) dedicados a un problema que pronto desaparecería ahora puede ser visto como la introducción de la principal amenaza y problema que Alma tuvo que lidiar por el resto de su vida".10

También aclara la ambigua cronología de la misión de los hijos de Mosíah, que comenzó en el primer año del gobierno de los jueces (Alma 17:6) y duró 14 años, pero tiene muy pocos detalles o marcadores cronológicos. Como los amlicitas/amalekitas fueron fundados en el quinto año del gobierno de los jueces (Alma 2:1), los eventos en Alma 21 probablemente tienen lugar al menos un año o más después.

Observando que los amlicitas/amalekitas son el mismo grupo documenta la trágica caída y endurecimiento de este pueblo claramente, agregando peso a uno de los puntos clave en el libro de Alma: 

que después que un pueblo ha sido iluminado por el Espíritu de Dios, y ha poseído un gran conocimiento de las cosas concernientes a la rectitud, y entonces cae en el pecado y la transgresión, llega a ser más empedernido, y así su condición es peor que si nunca hubiese conocido estas cosas. (Alma 24:30; cf. 21:3)

Contados como una historia, en lugar de dos, los amlicitas/amalekitas se convierten en un estudio de caso más completo en los efectos a largo plazo de la apostasía, junto a los zoramitas y los amulonitas.

Otras lecturas

Royal Skousen, Analysis of Textual Variants of the Book of Mormon: Part Three, Mosiah 17–Alma 20 (Provo, UT: FARMS, 2006), 1605–1609.

J. Christopher Conkling, “Alma’s Enemies: The Case of the Lamanites, Amlicites, and Mysterious Amalekites,” Journal of Book of Mormon Studies 14, no. 1 (2005): 108–117, 130–132.

John A. Tvedtnes, The Most Correct Book: Insights from a Book of Mormon Scholar (Springville, UT: Horizon, 2003), 292–293.