¿Por qué Jesús enseñó una versión del Sermón del Monte en el templo de Abundancia?

Septiembre 12, 2017
Sermón del Monte, por Henrik Olrik
KnoWhy #203
Sermón del Monte, por Henrik Olrik
"Y bienaventurados son todos los que padecen hambre y sed de rectitud, porque ellos serán llenos del Espíritu Santo".
3 Nefi 12:6

El conocimiento

Durante la visita de Cristo a los pueblos del Libro de Mormón, Él presentó enseñanzas que son parecidas a las que enseñó en el Sermón del Monte, como se registra en el evangelio de Mateo (Mateo 5-7; 3 Nefi 12-14). Algunos han argumentado que las similitudes entre el Sermón del Monte en el Nuevo Testamento y el "Sermón en el Templo" en la tierra de Abundancia del Libro de Mormón son evidencia de que José Smith simplemente los plagió de la Biblia.1

Sin embargo, hay varios elementos presentes en el texto de 3 Nefi que lo distinguen de la versión en Mateo. Estas diferencias son significativas y lo diferencian como un testamento distinto y poderoso por sí mismo. Por ejemplo, en este contexto, Jesús declaró que la ley se había cumplido, en lugar de señalar hacia un cumplimiento futuro (3 Nefi 12:18; cf. Mateo 5:18). También enseñó que, como un ser glorificado, Él era perfecto como su Padre (3 Nefi 12:48; Mateo 5:48), y así omitió "[v]enga tu reino" en el Padre Nuestro (3 Nefi 13:10; cf. (Mateo 6:10).2 Él también habló específicamente del "senine" nefita en lugar del "cuarto" judío.3

Imagen vía lds.org.

Las enseñanzas del Sermón del Monte eran un conjunto de enseñanzas importantes que son probablemente más antiguas que el mismo evangelio de Mateo.4 Por lo tanto, no es de extrañar que son presentados en varios escritos y escenarios. Un conjunto de enseñanzas similares, pero selectivamente más cortas, se encuentran en Lucas 6:17-49 que a menudo se les conoce como "el Sermón de la llanura". La relación exacta entre estos dos textos es debatida,5 pero posiblemente representan dos ocasiones distintas en las que Jesús planteó enseñanzas similares, pero dijo menos a una multitud más pequeña en un lugar llano. 

Las dos versiones en el Nuevo Testamento tienen notables diferencias,6 incluyendo la omisión de todo el material de Mateo 6 en la versión de Lucas. John W. Welch señaló, "En este discurso están faltando todos los elementos en Lucas que uno esperaría estar reservados para el círculo más cercano de discípulos".7 Aquí los diferentes contextos pueden muy bien ser lo que está detrás de la diferencia. Uno fue dado en un "lugar llano"—un espacio abierto donde cualquiera podría pasar. El otro fue dado en una "montaña"—tal vez simbolizando el "monte de la casa de Jehová" (Isaías 2:2) y sinónimo del templo.8

Algunos eruditos han notado la similitud entre el Sermón del Monte y el antiguo templo. Georg Strecker, por ejemplo, se refiere a las Bienaventuranzas como "las condiciones que se deben cumplir con el propósito de entrar al Lugar Santísimo".9 Hans Dieter Betz comparó las Bienaventuranzas del Sermón con el ritual de iniciación de las antiguas religiones de "misterio".10

Betz también argumentó que la función literaria del Sermón era como un epítome filosófico, una destilación o un resumen de las enseñanzas de Jesús preparadas para un propósito específico. Explicó que "no era para extranjeros ni principiantes, sino para estudiantes avanzados [para ayudar] 'a aquellos que han hecho algún avance en el estudio de todo el sistema... para fijar en sus mentes el título principal un esquema elemental de todo el tratamiento del tema'".11 Esto no es diferente a las enseñanzas del templo, las cuales usualmente eran reservadas para aquellos que estaban más avanzados en su aprendizaje. 

Welch ha propuesto que el Sermón del Monte contiene 25 etapas relacionadas con el templo.12 Las conexiones del templo están enriquecidas en el Libro de Mormón, donde no solo el establecimiento del templo es explícito, si no la secuencia de eventos tanto antes como después del material paralelo a Mateo evoca las representaciones del templo, duplicando la cantidad de temas del templo identificados en la versión nefita del sermón.13

El porqué

La información anterior puede ayudar a los lectores a entender por qué una versión del Sermón del Monte aparece en el Libro de Mormón. Estas razones pueden incluir:

  • La probabilidad de que las enseñanzas sobre las que el Sermón del Monte se basa, y las cuales son más antiguas que el texto de Mateo, fueron enseñadas en diversos lugares y a diferentes audiencias.
  • La enseñanza del Sermón fue modificada para ser apropiada para audiencias particulares. Las diferencias textuales entre los ejemplos disponibles son apropiadas para cada audiencia. Específicamente, el Sermón en el Templo en 3 Nefi tiene las modificaciones que deberían de esperarse de una versión del sermón posterior a la resurrección.
  • El Sermón puede haber servido como un conjunto de enseñanzas, información que Él habría querido que todos los discípulos dignos y preparados aprendieran.

El profesor Welch señaló:

Estas diferencias transmiten información teológica significativa. Primero, el Sermón en el Templo aclara que todas las cosas bajo la ley de Moisés habían sido completamente cumplidas en la vida mortal de Jesús, su muerte, la expiación y resurrección. ... Segundo, el Sermón en el Templo habla de un marco de referencia en el cual Jesús había sido glorificado con Dios. Jesús ya había ascendido al Padre y así Él podía mandar a sus oyentes en la tierra de Abundancia a que fueran perfectos así como Él o Dios son perfectos (véase 3 Nefi 12:48).14

La versión del Sermón que encontramos en 3 Nefi no es una simple copia textual del Nuevo Testamento, ni está aleatoriamente formada en el texto del Libro de Mormón. Hay algunas diferencias claves que, si las analizamos cuidadosamente, se puede ver que tienen verdadero significado teológico. Welch concluyó:

Cuando Jesús se dirigió a los nefitas en la tierra de Abundancia, Él hablo en términos que ellos podían entender. El cambio en el escenario de Palestina a la tierra de Abundancia explica varias diferencias entre el Sermón del Monte y el Sermón en el Templo.15

El Sermón en el Templo en 3 Nefi se enfoca en este conjunto de enseñanzas del Salvador en el lugar correcto con las palabras correctas. En la versión de 3 Nefi, hay un énfasis en obedecer estas enseñanzas porque fueron dadas explícitamente como mandamientos en el contexto de hacer un convenio. También hay un énfasis fuerte en la versión del Libro de Mormón de este Sermón en el Templo en venir a Cristo a través de las ordenanzas que él había dado y enseñado.

El Sermón en el Templo deja claro el contexto del templo en el Sermón y es una versión de las enseñanzas del Señor de la que no se le debe dar un vistazo solamente juzgándolo de familiar o redundante. Debe ser estudiado y meditado como el tesoro que realmente es.

Otras lecturas

Valérie Triplet-Hitoto, “Audience Astonishment at the Sermon on the Mount and the Sermon at the Temple,” in The Sermon on the Mount in Latter-day Scripture, ed. Gaye Strathearn, Thomas A. Wayment, and Daniel L. Belnap (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and Religious Studies Center, 2010), 42–58. 

A. Don Sorenson, “The Problem of the Sermon on the Mount and 3 Nephi,” FARMS Review 16, no. 2 (2004): 117–148.

John W. Welch, Illuminating the Sermon at the Temple and Sermon on the Mount (Provo, UT: FARMS, 1999).

 

  • 1. Para algunas respuestas a tal argumento, véase John W. Welch, “Approaching New Approaches,” Review of Books on the Book of Mormon 6, no. 1 (1994): 152–168; A. Don Sorenson, “The Problem of the Sermon on the Mount and 3 Nephi,” FARMS Review 16, no. 2 (2004): 117–148.
  • 2. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué el Padre Nuestro es diferente en 3 Nefi? (3 Nefi 13:9)", KnoWhy 204.
  • 3. En Alma 11:7, el senine aparece como la medida de oro más pequeña Alma 11:5-13. Para ejemplos adicionales y más elaborados, véase John W. Welch, Illuminating the Sermon at the Temple and Sermon on the Mount (Provo, UT: FARMS, 1999), 125–150. Para comparar las diferencias, véase 3 Nefi 12:26; cf. kodrantes, Mateo 5:26; lepton, Lucas 12:59.
  • 4. Véase por ejemplo, Hans Dieter Betz, Essays on the Sermon on the Mount, trans. L. L. Welborn (Philadelphia, PA: Fortress Press, 1985), 55–70; Hans Dieter Betz, The Sermon on the Mount, Hermeneia—A Critical and Historical Commentary on the Bible (Minneapolis, MN: Fortress Press, 1995), 70–80; Alfred M. Perry, “The Framework of the Sermon on the Mount,” Journal of Biblical Literature 54 (1935): 103–115; Georg Strecker, The Sermon on the Mount: An Exegetical Commentary, trans. O. C. Dean Jr. (Nashville: Abingdon, 1988), 55–56, 63, 67–68, 72.
  • 5. Véase la discusión en Neil J. McEleney, “The Beatitudes of the Sermon on the Mount/Plain,” Catholic Biblical Quarterly 43, no.1 (1981): 7–8; Robert A. Guelich, “The Antitheses of Matthew V. 21–48: Traditional and/or Redactional?” New Testament Studies 22 (1976): 446-449.
  • 6. Por ejemplo, en el registro de Lucas, Jesús declara las Bienaventuranzas de manera diferente, pronunciando sus palabras directamente al pobre, al hambriento, etc. ("Bienaventurados vosotros los pobres... Bienaventurados los que ahora tenéis hambre", Lucas 6:20-21) en lugar de hacerlo indirectamente como en la versión de Mateo ("Bienaventurados los pobres en espíritu... Bienaventurados los que tienen hambre... de justicia" Mateo 5:3, 6).
  • 7. Welch, Illuminating the Sermon, 222.
  • 8. John W. Welch, The Sermon on the Mount in Light of the Temple (Burlington, VT: Ashgate, 2009), 15–39. El erudito de la Biblia, W. D. Davies, sugirió que cuando Mateo indicó que Jesús enseñó desde un monte, "es probable que no se haya referido a ninguna montaña geográfica en particular. La montaña es la montaña del Nuevo Moisés, la Nueva Sinaí". W. D. Davies, The Sermon on the Mount (New York, NY: Cambridge University Press, 1966), 17.
  • 9. Strecker, The Sermon on the Mount, 33.
  • 10. Betz, Essays on the Sermon on the Mount, 30.
  • 11. Betz, Sermon on the Mount, 79. Por otra parte, Betz ha propuesto que era uno de los primeros didaché de los cristianos, o conjunto de instrucciones de nuevos conversos, al igual que Joachim Jeremias. Véase Betz, Essays on the Sermon on the Mount, 55–69; Joachim Jeremias, The Sermon on the Mount, trans. Norman Perrin (Philadelphia, PA: Fortress Press, 1963), 22–23. Krister Stendahl, The School of Matthew and Its Use in the Old Testament (Ramsey, NJ: Sigler, 1990), 35, de manera similar propone que el Sermón fue "un manual de enseñanza y administración dentro de la iglesia".
  • 12. Véase Welch, The Sermon on the Mount in Light of the Temple.
  • 13. Véase Welch, Illuminating the Sermon, 47–114. Welch declaró: "Exploraré unos cincuenta elementos del Sermón que he identificado—examinando en particular sus funciones posibles en establecer o preparar para establecer relaciones bajo convenio entre Dios y su pueblo—y considerar la capacidad de que aquellos elementos sean ritualizados" (p. 48, énfasis añadido).
  • 14. Welch, Illuminating the Sermon, 128–129.
  • 15. Welch, Illuminating the Sermon, 129–131.