¿Por qué los lamanitas convertidos se llamaron anti-nefi-lehitas?

Junio 9, 2017
"Los anti-nefi-lehitas sepultan sus espadas". Imagen vía lds.org
KnoWhy #131
"Los anti-nefi-lehitas sepultan sus espadas". Imagen vía lds.org
"Y sucedió que se pusieron el nombre de anti-nefi-lehitas"
Alma 23:17

El conocimiento

La extraordinaria obra misional de los hijos de Mosíah, registrada en Alma 17-27, dio lugar a una ola de conversiones lamanitas. No solo se convirtieron las clases bajas de los lamanitas, sino también su realeza (Alma 18:22-19:26; 22:1-26).

Entre los convertidos se encontraban grupos de lamanitas enseñados por Ammón, quienes, después de su conversión, tomaron el nombre de anti-nefi-lehitas (Alma 23:4-18). Esto, informa el texto, fue hecho para que estos conversos "por ese medio se distinguieran de sus hermanos" que permanecieron sin convertirse (v. 16).

Entre los conversos estaba el rey lamanita, que le dio a su hijo un nombre nuevo —anti-nefi-lehitas—en su ascensión al trono (Alma 24:1-6). Con respecto a estos lamanitas convertidos, Mormón escribió que "empezaron a ser una gente muy industriosa; sí, y se volvieron amistosos con los nefitas; por lo tanto, establecieron relaciones con ellos, y la maldición de Dios no los siguió más" (Alma 23:18).1

El nombre inusual de anti-nefi-lehitas ha desconcertado a los lectores del Libro de Mormón, especialmente al tratar de dar sentido a la presencia de anti- en este nombre.2 A menudo causa confusión, porque parece ser la preposición griega (anti-) comúnmente usada hoy con el sentido de "opuesto a; en contra de".

A la luz del contexto, no tendría sentido que estos conversos recientes se declararan contra Nefi y Lehi. Alternativamente, si el elemento de nombre anti- deriva del adjetivo relativo egipcio nty, que significa "el que", "eso" o "quien", entonces el nombre podría significar exactamente lo contrario, prácticamente, "lo-que (-es-de-) Nefi-Lehi" o "el-que (-es-de-) Nefi-Lehi".3

Esta propuesta funciona especialmente bien a la luz de lo que sigue inmediatamente después de que se da el nombre. El texto, como se mencionó anteriormente, indica que los anti-nefi-lehitas “se volvieron amistosos con los nefitas” en su conversión, y “establecieron relaciones con ellos” (Alma 23:18).

Más que simplemente "amistosos" en el sentido común de la palabra, los anti-nefi-lehitas y los nefitas entraron en un convenio o tratado que dio a los anti-nefi-lehitas la tierra y la protección nefita (cf. Alma 27:22-23, 24,27)

El hecho de que estas dos gentes fueran "amistosas" la una con la otra es quizá mejor entendido como una alianza política creada entre ellos. Esto sería coherente con otros pasajes del Libro de Mormón. El rey Lamoni, por ejemplo, habló de Antiomno como "mi amigo", y como tal pudo usar un favor político para liberar a los hermanos de Ammón de la prisión (Alma 20:4).

Los aliados utilizaron este tipo de lenguaje en varias culturas del antiguo Cercano Oriente. En los tratados o alianzas políticas (como se ve en las correspondencias políticas de Mari, Ugarit y Egipto), las potencias participantes usaban frecuentemente un lenguaje familiar para describir las relaciones diplomáticas entre ellos, incluyendo "padre", "hijo" y "hermano".4 Israel es llamado "hijo" del convenio de Jehová en pasajes como el libro de Oseas (cf. Oseas 11:1–4).5

Y en el mundo greco-romano, incluso en el Nuevo Testamento (cf. Lucas 23:12), el lenguaje de "amigos" fue utilizado para describir alianzas políticas y económicas entre Roma y otros potentados. Lo mismo sucede con los pueblos del Libro de Mormón (Jacob 1:14, Mosíah 24:5, 28:2).6

El porqué

El tomar el nombre anti-nefi-lehitas fue una declaración pública hecha por este grupo de conversos que se habían separado independientemente del orden político bien establecido. Este paso audaz no podría mantenerse en secreto por mucho tiempo. Este nombre de coronación pudo haber servido para varios propósitos, uno de los cuales podría haber sido para señalar su solidaridad con sus nuevos amigos y aliados nefitas. 

Al adoptar este nombre, que incluía tanto a Nefi como a Lehi, este rey y su pueblo también se reconocieron implícitamente como descendientes de Lehi que vivían en la tierra de Nefi.

En lugar de seguir las tradiciones más recientes de sus padres, estas personas ahora buscaban recordar los tiempos y las enseñanzas del padre Lehi, que había enseñado el verdadero camino al árbol de la vida y había prometido a todos sus descendientes las bendiciones de la paz y prosperidad basada en su obediencia unida a las leyes del Mesías que habría de venir. 

Al llevar este nombre, el compromiso y la valentía de estos conversos lamanitas no deben pasarse por alto. Al tomar sobre ellos este nuevo nombre ("el-que-[es-de-] Nefi-Lehi"), estos lamanitas desafiaron las tradiciones de sus padres,7 y se expusieron a represalias.

Inmediatamente después de su conversión, fueron atacados por sus antiguos aliados lamanitas, quienes "fueron provocados a ira contra sus hermanos"(Alma 24:1). El odio contra los anti-nefi-lehitas era tan fuerte (v. 2), que muchos de ellos fueron masacrados por sus antiguos parientes (vv. 20-22).

Todo este episodio tiene más sentido si los anti-nefi-lehitas hubieran hecho más que simplemente convertirse a otra religión. En todo el mundo antiguo, donde la separación de la iglesia y el estado era prácticamente inexistente, la devoción a una deidad, la lealtad a las estructuras políticas y la preservación de la identidad cultural de uno formaban una sola esencia. Esto fue seguramente cierto para muchos pueblos en el Libro de Mormón.

Al convertirse al evangelio, tomando el nombre anti-nefi-lehitas, adoptando una identidad nefita, y convirtiéndose en sus "amigos" (cf. Alma 27:20-27), los lamanitas convertidos reconocieron sin duda los riesgos que corrían al indicar su completa e infalible devoción a su Dios recién adoptado. 

Otras lecturas

Anti-Nephi-Lehi,” Book of Mormon Onomasticon, ed. Paul Y. Hoskisson. 

Royal Skousen, Analysis of Textual Variants of the Book of Mormon: Part 4, Alma 21–55 (Provo, UT: FARMS, 2007), 2091–2095.

Stephen D. Ricks, “Anti-Nephi-Lehies,” in Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2003), 67–68.

 

  • 1. Sobre la naturaleza de la maldición lamanita, véase en Book of Mormon Central en Español, “¿Qué significa ser un pueblo blanco y deleitable? (2 Nefi 30:6)”, KnoWhy 57 (Marzo 11 2017); “¿Por qué los profetas del Libro de Mormón desalentaron los matrimonios entre los nefitas y lamanitas? (Alma 3:8)”, KnoWhy 110 (Mayo 16 2017).
  • 2. Véase Kevin Barney, “Anti-Nephi-Lehies,” By Common Consent; “Anti-Nephi-Lehi,” Book of Mormon Onomasticon, ed. Paul Y. Hoskisson; Royal Skousen, Analysis of Textual Variants of the Book of Mormon: Part 4, Alma 21–55 (Provo, UT: FARMS, 2007), 2091–2095.
  • 3. Stephen D. Ricks, “Anti-Nephi-Lehi,” in Book of Mormon Reference Companion, ed. Dennis L. Largey (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2003), 67; compare Alan Gardiner, Egyptian Grammar, 3rd edition (Oxford: Griffith Institute, 1957), 150–151; James E. Hoch, Middle Egyptian Grammar, SSEA Publication XV (Toronto: Benben Publications, 1997), 124–127; James P. Allen, Middle Egyptian: An Introduction to the Language and Culture of Hieroglyphs, 3rd edition (Cambridge: Cambridge University Press, 2014), 350–351.
  • 4. F. Charles Fensham, “Father and Son Terminology for Treaty and Covenant,” in Near Eastern Studies in Honor of William Foxwell Albright, ed. by Hans Goedicke (Baltimore, MD: The Johns Hopkins University Press, 1971), 121–135; J. David Schloen, The House of the Father as Fact and Symbol: Patrimonialism in Ugarit and the Ancient Near East (Winona Lake, IN: Eisenbrauns, 2001), 255–262. Véase también Book of Mormon Central en Español, “¿Qué significa ser "rey de toda [la] tierra"? (Alma 20:8)”, KnoWhy 128 (Junio 6 2017).
  • 5. Véase el comentario ofrecido por Joy P. Kakkanattu, God’s Enduring Love in the Book of Hosea: A Synchronic and Diachronic Analysis of Hosea 11:1–11, Forschung zum Alten Testament 2. Reihe 14 (Tübingen: Mohr Siebeck, 2006), 31–44. T. Benjamin Spackman, “The Israelite Roots of Atonement Terminology,” BYU Studies Quarterly 55, no. 1 (2016): 53–57.
  • 6. John W. Welch, “The Elimination of Jesus as an Instance of International Cooperation: Lessons from Ancient Near Eastern Realpolitik,” papel entregado en International Meeting of the Society of Biblical Literature, Vienna, Austria, July 2014, papel entregado en nuestra posesión; Raymond Westbrook, “Patronage in the Ancient Near East,” Journal of the Economic and Social History of the Orient 48, no. 2 (2005): 213. “Términos como el "amor" son empleados en las relaciones entre sirvientes-maestros/vasallos-soberanos (atestiguan de la orden bíblica que los israelitas deben amar a su dios). Término de afecto como "amigo" podría designar una relación de comercio o profesional".
  • 7. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué Ammón tomó tanto de la tradición en Alma 26? (Alma 26:8)”, KnoWhy 133 (12 de junio, 2017).