¿Por qué Nefi terminó su registro con su testimonio del Redentor?

Marzo 16, 2017
La segunda venida, por Harry Anderson
KnoWhy #61
La segunda venida, por Harry Anderson
"Me glorío en la claridad; me glorío en la verdad; me glorío en mi Jesús, porque él ha redimido mi alma del infierno".
2 Nefi 33:6

El conocimiento

Al terminar Nefi su registro, él ya había dedicado más de una década reflexionando en sus muchas experiencias increíbles, que fomentaron su fe (2 Nefi 5:28-34). Él y su familia habían sobrevivido en los desiertos de Arabia, cruzado los vastos océanos y se habían establecido en una nueva tierra. Al reflexionar sobre su registro casi completo, Nefi sintió que sus escritos no eran suficientes y reconoció la necesidad de que el Espíritu Santo llevara sus palabras al corazón de los lectores (2 Nefi 33:1-5). 

Sabiendo que estaba escribiendo sus últimas palabras, Nefi buscó dejar a su pueblo—y futuras generaciones—un testimonio final de Cristo. "Me glorío en la claridad", declaró, y "me glorío en la verdad". Sin embargo, lo más significativo que profesó era: "[M]e glorío en mi Jesús, porque él ha redimido mi alma del infierno" (2 Nefi 33:6). 

Thy Will Be Done (Hágase tu voluntad) por Del Parson

Ya en este punto, Nefi había hecho el testimonio de sí mismo, su hermano Jacob, e Isaías el objetivo principal de su registro.1 Aquí, la escritura es más personal, porque la expiación era profundamente personal para Nefi—se gloriaba en su Jesús, quien rescató a su alma. Nefi sintió profundamente la necesidad de un redentor porque lamentaba de sus pecados personales (2 Nefi 4:17-19).

El conocimiento de Nefi sobre su Redentor vino de varias fuentes. En primer lugar, él sabía del Mesías a través de las palabras de su padre el profeta. Lehi había hablado "claramente [de] la venida de un Mesías y también la redención del mundo" (1 Nefi 1:19). Lehi había previsto el mismo momento en que el Mesías vendría y profetizó de su bautismo, ministerio, muerte y resurrección (1 Nefi 10:4-12). Lehi expresó su testimonio final, al comienzo de 2 Nefi, en las mismas palabras usadas por Nefi al final de 2 Nefi: "Pero he aquí, el Señor ha redimido a mi alma del infierno" (2 Nefi 1:15). 

En segundo lugar, Nefi también aprendió del Mesías de los escritos que se encuentran en las planchas de bronce. Profetas como Zenoc, Neum y Zenós habían profetizado del Mesías, y Nefi aprendió de sus palabras (1 Nefi 19:10-12) cómo el Hijo superaría a la muerte y llevaría a cabo la redención y la vida eterna (Helamán 8:13 -20). Nefi particularmente reverenció al profeta Isaías y se sentía personalmente conectado al Redentor (1 Nefi 11:27; 2 Nefi 30:12-15) a través de sus profecías mesiánicas.2 Él citó extensamente a Isaías y utilizó sus profecías como punto de partida para sus propias profecías.3

In His Glory (En Su Gloria) por Del Parson

Por último, pero más importante, Nefi tenía sus propias experiencias espirituales personales que le enseñaron del Salvador. Vio el milagroso nacimiento de Jesús, su vida, ministerio y muerte (1 Nefi 11). Nefi había visto a su Redentor (2 Nefi 11:2), y él habló con entusiasmo de las veces en las que había "visto su día" (2 Nefi 25:13; cf. vv 12-14). Más tarde, muy probablemente en una manifestación clara y abierta4 en el Lugar Santísimo de su templo,5 Nefi escuchó las voces tanto del Padre como del Hijo testificando de la doctrina del Hijo (2 Nefi 31:11-15).  

El testimonio de Nefi sobre Cristo lo compelió a la caridad, deseando que todos vinieran a Cristo (2 Nefi 33:8-10). Nefi explicó: "[H]ablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados" (2 Nefi 25:26). 

El porqué

Jesucristo.Imagen vía lds.org

Al final de 2 Nefi, podemos leer las reflexiones finales de un gran profeta sobrio por la experiencia de la vida. "Anteriormente, en el Libro de Mormón", H. Dean Garrett observó, "vimos a Nefi como un joven líder enérgico, dinámico e idealista, pero en su despedida vemos a un profeta líder experimentado, maduro, un profeta líder disciplinado, que tenía un sentido profundo de su misión".6

Jesus Praying in Gethsemane (Jesús ora en el Getsemaní) por Harry Anderson

La despedida de Nefi es franca, sincera y apasionada. Elder Russell M. Nelson, refleja: "La personalidad de Nefi cobra vida al leer su testimonio final. Él revela sus puntos fuertes, sus debilidades percibidas, sus frustraciones, sus deleites, y, por último, su destacado compromiso de obedecer la ley de Dios".7 Sus últimas palabras nos dan una idea de lo que él sabía que era más importante.

Aquí, con el limitado espacio que le quedaba, Nefi escogió dar testimonio de Jesucristo. "De su declaración de despedida aprendemos... de su relación personal con el Señor".8 El hecho de que Nefi escogiera reiterar su testimonio de Cristo aquí es una indicación al lector que él valoraba mucho su relación con el Señor y que su testimonio debería ser tomado en serio. Tal seriedad puede ser vista a través del registro de Nefi y las fuentes proféticas las cuales claramente utilizó con fidelidad. 

Hope in the Second Coming (Esperanza en la Segunda Venida) por Del Parson

El registro de Nefi rebosa con el significado de Jesucristo y su misión, afirmado con testimonio profético, enseñanzas de un padre, el testimonio de las escrituras y las profundas experiencias espirituales. Esto les da a los sinceros seguidores de Cristo en todas partes un modelo de conducta espiritual de seguir para buscar ganar, edificar o fortalecer su propia relación con Jesucristo. El consejo de "buenos padres" (1 Nefi 1:1), las enseñanzas de los profetas y apóstoles modernos, estudio dedicado de las escrituras, y poder reconocer la revelación personal y experiencias espirituales nos ayudarán a acercarnos más al Salvador.

El élder Jeffrey R. Holland escribió: "Nefi ofreció belleza y poder en su testimonio final. Es un gran punto culminante para un registro escrito y un epitafio perfecto para una vida fiel".9 Al seguir el ejemplo de Nefi, los discípulos de Cristo ahora en día pueden acompañarlo en declarar con convicción: "[M]e glorío en mi Jesús, porque él ha redimido mi alma del infierno" (2 Nefi 33:6).

Otras lecturas

Jeffrey R. Holland, Christ and the New Covenant: The Messianic Message of the Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2012).

H. Dean Garrett, “Nephi’s Farewell,” in Second Nephi, The Doctrinal Structure, ed. Monte S. Nyman and Charles D. Tate Jr. (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1989), 377–390.

  • 1. Book of Mormon Central en Español, “¿Quiénes son los testigos de Cristo en 2 Nefi? (2 Nefi 11:2–3),” KnoWhy 37 (15 de febrero 2017).
  • 2. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿De qué manera entendió Nefi que Isaías era un testigo de la venida de Cristo? (2 Nefi 17:14)”, KnoWhy 40 (18 de febrero 2017).
  • 3. John W. Welch, “Getting Through Isaiah with the Help of the Nephite Prophetic View,” in Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry and John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 28–30.
  • 4. Las palabras "plain" (clara) o "plainness" (claridad) tiene muchos significados en Webster’s 1828 American Dictionary of the American Language, incluyendo abierto, claro sin distinción o afectación, honesto, sincero, no oscuro, fácilmente visto o descubierto.
  • 5. En el Lugar santísimo del templo en el antiguo Israel, el Hijo se "manifestaba por medio de los reales sumos sacerdotes" del templo. "Muchos textos describen la manera en que el rey 'nacía' como hijo de Dios, o fue 'criado' en el Lugar santísimo", revelando entre otras cosas que el Padre y el Hijo fueron "distinguidos ante el advenimiento del cristianismo". Margaret Barker, Temple Theology (London: SPCK, 2004), 56.
  • 6. H. Dean Garrett, “Nephi’s Farewell,” in Second Nephi, The Doctrinal Structure, ed. Monte S. Nyman and Charles D. Tate Jr. (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1989), 377.
  • 7. Elder Russell M. Nelson, “Nephi, Son of Lehi,” in Heroes in the Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Bookcraft, 1995), 14.
  • 8. Garrett, “Nephi’s Farewell,” 377.
  • 9. Jeffrey R. Holland, Cristo y el Nuevo Convenio: El mensaje mesiánico del Libro de Mormón (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2012), 41.